Vivir sin Quejas

Un mundo sin quejas es un mundo mejor, sobretodo cuando éstas no persiguen solucionar nada, sino solo desahogar un lamento lleno de amargura. Sin embargo, estamos inmersos entre quejas destructivas. Cambiar esta tendencia y promover la crítica constructiva es urgente, ya que ello nos hará dueños de nuestros destinos y protagonistas de nuestra felicidad.  

Leer más