Vivir en el Presente

 La dirección hacia donde se centré nuestra energía está estrechamente relacionada con nuestra afectividad, nuestros estados mentales y nuestra actitud. Aunque el pasado y el futuro aportan un sentido a la vida, estar centrados en el presente es la mejor manera de  disfrutar de aquello que nos rodea y mantener una actitud de apertura y distensión.

freedi.suphakit73.

Rutas del pasado y del futuro

¿Hacia donde se dirige tu mirada?. ¿Estás orientado al pasado?, ¿los recuerdos te generan sentimientos de melancolía y desconsuelo?; ¿Te preocupas a menudo por el futuro?, ¿te sientes muy agobiado por la incertidumbre?.  Tomar las rutas del pasado o del futuro suponen lo mismo: sacrificar el disfrute del presente. 

Dirigir el foco atencional en el pasado facilita caer en estados depresivos, se atraen sentimientos de nostalgia, anhelo y melancolía. Anclarse en acontecimientos pasados, tanto felices como dolorosos, niega el presente e impide mirar hacia el futuro. Centrarse demasiado en el futuro genera ansiedad, preocupación, inseguridad. Actuar hoy para planificar un futuro perfecto bajo control, es imposible que solo crea infelicidad. 

 

“Cuida del presente, porque vivirás toda la vida en él”

Facundo Cabral

 

El camino del equilibrio

Por tanto para crear un estado de armonía la atención ha de estar enfocada en el momento presente. No obstante la presencia del pasado y del futuro tienen que estar integradas en equilibrio. No se puede negar que ambos proporcionan un sentido y un significado a la vida. 

stockvault-time146786

 

El pasado aporta sentido en el presente, ya que explica en parte quienes somos a través de nuestra historia. Sin embargo los acontecimientos pasados se han de observar con aceptación y normalidad, sin identificarse con ellos, y evitando así anhelar lo vivido o regocijarse en hechos dolorosos. 

El futuro es impredecible e incontrolable, por tanto de nada sirve ir en contra de su propia naturaleza. Una actitud de apertura hacia el futuro facilita el disfrute del presente, y ayuda a aprovechar  las oportunidades y vivir con plenitud en el ahora. Es recomendable actuar hoy mirando al futuro pero solo en base a objetivos y metas a corto plazo. A fin de cuentas aunque no se puede controlar, sí se puede atraer cosas buenas si somos consecuentes y perseverantes. 

 Fotos de Suphakit (Freedigital Photos); y Abdullah Üsame Deniz

 

 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone