La difícil tarea de tomar decisiones

Cada día tomamos múltiples decisiones de todo tipo, algunas a penas tienen importancia, sin embargo otras pueden resultar muy determinantes. Ante una decisión de peso es normal verse en una encrucijada y que asolen numerosas dudas.  ¿Cómo podemos saber si se está en lo correcto?. Lo cierto es que nadie puede determinar que es bueno o malo, todo depende de la circunstancia, las posibilidad de opciones y sobretodo de la idiosincrasia de la persona.

 

stockvault-kangamagus-highway118296

 

Atreverse a cometer errores

 En muchos casos la incapacidad para tomar decisiones viene acompañada por el pánico a equivocarse. Este miedo además de ser una afección muy común, genera efectos devastadores. Para superarlo es necesario cambiar cambiar la concepción relativa sobre dos conceptos: la perfección y permanencia.

La perfección es un ideal sobre valorado que genera gran insatisfacción. Ninguna decisión ni acción puede ser perfecta, cada opción tiene sus beneficios, sus consecuencias, sus obstáculos y su aprendizaje, es todo ello es parte de un camino que debe equilibrarse. Asumir que cometer errores es necesario y natural supone un gran alivio para poder tomar decisiones libremente. 

La permanencia es también una gran falacia. Las decisiones y sus efectos no tienen porque ser continuas en el tiempo. Puede que algo que decidiste en el pasado ahora no resulte valido, pero todo se transforma constantemente, siempre se pueden mover las casillas y reestructurar la situación en pro del beneficio. 

 

Reforzarse como individuo

freedip.koko-tewan.

 

Las decisiones son propiedad exclusiva de cada persona, aunque esta característica no tiene por qué ser incompatible con solicitar consejos y opiniones a otros. Pero lo importante es que al final es la propia persona quien tiene que tener el valor de afrontar las decisiones por uno mismo, de lo contrario se está cediendo el control de aspectos claves de la vida a cosas externas. 

Apropiase de la capacidad de tomar decisiones propias requiere reforzarse como individuo. El acierto en una decisión se consigue siguiendo el dictamen personal de cada uno. Estarás en lo cierto cuando una decisión te hace feliz y es coherente con tu criterio, valores y principios.  

 

 ” No cuentes con nadie si no lo has hecho antes contigo mismo

Os propongo unos ejercicios para conseguir fortaleza, reforzarse como persona y ser más capaz de tomar decisiones propias: 

Ejercicios para tomar decisiones propias

· 1. Definirse como persona:

– Descubre quien eres, reflexiona sobre ti mismo. Responde a las siguientes preguntas: ¿quién soy?, ¿qué quiero?, ¿qué no quiero?.

– Forma planteamientos propios y sólidos a cerca de: objetivos en la vida, valores y principios. 

· 2. Adquiere sentimientos de confianza y fortaleza

– Genera confianza, tanto en ti mismo como en tu entorno. Una alta autoestima y una actitud positiva atraen fortaleza y prosperidad. 

– Siéntete dueño de tu vida, date cuenta que en tí siempre está la posibilidad de cambiar a tu favor y reestructurar según tus valores y deseos. 

· 3. Concepción positiva sobre errores y aprendizaje

– Asume que ante cualquier decisión y acción siempre vendrán unos beneficios y unas consecuencias. Y en el equilibrio de esto está el crecimiento personal.  

– Recuerda que los obstáculos son parte de la vida, no tengas miedo a cometer errores, forman un camino de aprendizaje. 

Foto de Baris Lenders Y Koko Tewan 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone