Vencer el miedo

El miedo es una emoción básica que cumple una importante función para la vida: protegernos del  peligro. Tener miedo en sí no es malo, hace que seamos precavidos y reflexionemos a cerca de nuestras acciones, pero también puede llegar a ser nuestro peor enemigo cuando nos domina y limita. 

freedigital.zole4

El origen del miedo, aprender a temer

 Aunque existen determinados miedos provenientes de una herencia evolutiva (miedo al vacío, a las serpientes, a la muerte..),  la mayoría de ellos se aprenden a través de la experiencia. Por eso cada persona tiene unos miedos aprendidos diferentes según sus propias vivencias, las interpretaciones de éstas y su entorno

Del miedo a la fobia

 El miedo se vuelve disfuncional cuando toma la forma de fobia, entonces somete nuestra voluntad y estamos dominados. Un pequeño temor se convierte en fobia si se refuerza con constancia en el tiempo, se vuelve un miedo irracional muy significativo que condiciona y afecta a numerosas áreas de la vida. 

Determinadas fobias están enfocados a cosas concretas, éstas son más fácil de  identificar y de atajar (Miedo a las alturas, a volar, a algún animal…). Sin embargo otras son más genéricas, por lo que resultan más difíciles de reconocer y de dominar, éstas actúan en situaciones más diversas y con más impacto (Miedos sociales, afectivos…)

 

La gratificación al vencer el miedo

Pero no todo está perdido, todo miedo puede ser combatido con una buena estrategia. Igual que el miedo se aprende se desaprende, y es más fácil desprenderse de él cuando se comprende que no pertenece al ser, sino que tan solo acompaña

Lo principal es identificar y reconocer los miedos y fobias, así como detectar su importancia y momento de aparición. Una vez dado este paso será necesario una actitud de perseverancia y férrea voluntad de crecimiento y aprendizaje. 

La recompensa: una gran gratificación después de cada victoria, un claro fortalecimiento del estado interno y una grata sensación  de libertad

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Transformando el miedo

El miedo se ha ganado muy mala fama, pero como tantas cosas forma parte de la vida y también ejerce diversas funciones. Además de protegernos, nos da pistas importantes sobre los aspectos de nuestra vida, y ofrece la oportunidad de proporcionar valiosos aprendizajesSe trata pues de un maestro que bajo control se transforma  en enseñanzas en una larga travesía de prosperidad.

 

“No es más valiente quien no tiene miedo, sino quien sabe conquistarlo” Nelson Mandela

 

Ejercicio práctico para vencer el miedo 

 

– Identifica un intenso temor en tu vida, un miedo que te limite y provoque estancamiento. Tomate el tiempo que necesites para reflexionar. 

-Imagina que tienes una varita mágica y pudieras eliminarlo. ¿Cómo cambiaría tu vida?. Haz una clara y detallada imagen mental.

– Ahora date cuenta de que esa varita mágica está hecha de voluntad y esfuerzo, y de que está en tu poder

– Haz una lista de hitos necesarios para enfrentarte y vencer el miedo. Ordena los de menos a más según el esfuerzo que te supongan

– Programa un acercamiento progresivo hacia lo que temes, empieza por el hito de menos esfuerzo y ve avanzando hasta el de más esfuerzo. 

Antes de nada….

– Aprende a relajarte de forma natural para equilibrar la tensión

-Pide ayuda y apoyo si es necesario

– Sé amable y paciente contigo, reconoce tus avances. 

 

Fotos de: Zole, Freedigitalfotos; Miroslav Vajdic 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone