Libérate de la toxicidad

La toxicidad en las relaciones  resulta muy destructiva y altamente contagiosa.  Es como un virus que se propaga con facilidad, y aunque se habla de “personas tóxicas” lo cierto es que todos somo vulnerables tanto a generarla como a padecerla. Por ello, se hace necesario disponer de estrategias para protegernos y evitar enfermar de infelicidad. 

 

stockvault-bird-whisperer131136

Causas y efectos de la toxicidad

¿Alguna vez has estado en una conversación donde todo giraba en torno a un halo de negatividad, quejas y derrotismo?. Si la respuesta es afirmativa significa que has estado expuesto a la toxicidad. Lo cierto es que estas desagradables situaciones son bastante comunes y tienen causas y efectos específicos

Lo que caracteriza a las interacciones toxicas es que no aportan nada constructivo ni positivo. Quien la genera no pretende desahogarse, resolver sus problemas, o hacer críticas constructivas que aporten una solución. Más bien su objetivo es desprender esa negatividad en los demás y alimentarse de la energía de otros. La persona expuesta a ello termina agotada y con una tremenda sensación de querer sanarse, pero también tiene riesgo de contagiarse del pesimismo y terminar generando toxicidad. 

Una estrategia poco efectiva

Las personas con una fuerte  insatisfacción personal y frustración son más vulnerables a generar toxicidad. No obstante no es la única condición, ya que todos nos sentimos así en algún momento. La causa reside más bien  una desacertada  estrategia de afrontamiento.

Las personas llamadas tóxicas se encuentran en un laberinto de negatividad y pesimismo,  producen constantemente pensamientos negativos a cerca de ellos mismos y el mundo, lo que genera mucha infelicidad.  Para aliviar sus sentimientos intoxican a los demás, suelen secuestrar los diálogos y resultan muy invasivas, se muestran poco empaticos, criticones y juzgones, desalientan cualquier esperanza o ilusión, en general siembran la negatividad allí por donde van. 

Lo determinante: La actitud en la vida

Nadie quiere ser tóxico, las personas que se comportan así son muy infelices, si vieran las ventajas y la posibilidad de dejar de serlo enseguida cambiarían.

stockvault-candles121223

El problema viene cuando la actitud ante la vida está marcada por pesimismo. Es entonces cuando las personas se ven atrapadas en ese laberinto de negatividad, insatisfacción y  frustración, y donde además acompañan  sentimientos de envidia y  celos junto con la necesidad constante de atención y aprobación. ¿Alquien desea eso en su vida? Seguro que no. 

Por otro lado puede que nuestra actitud en la vida sea predominantemente positiva, pero que al estar en entornos tóxicos esto nos veamos afectados negativamente, y que finalmente términos de alguna manera intoxicados. Saber detectar la toxicidad tanto en uno mismo como en los demás es fundamental para combatir sus nocivos efectos

 

¿Como protegerse de la toxicidad?

“El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”

Buda Gautama

Claves para protegerse de la toxicidad exterior

 – Primer paso, Reconocerla y detectarla: Atiende a tus percepciones y sentimientos, cuando estamos ante una interacción o persona tóxica nos cambia sin ninguna otra justificación el humor, de pronto sentimos abatimiento, falta de energía, culpa y negatividad. 
 
– Segundo paso,  Poner distancia: Cuando no podamos poner una distancia física podemos emplear una distancia psicológica y emocional. Ante la toxicidad simplemente mantente al margen y zanja las conversaciones destructivas,  no rebatas ni opines,  opta mejor por producir respuestas estándar y cerradas.
 
– Tercer paso, Evita el contagio: Aún sabiendo detectar la toxicidad y poniendo distancia ésta puede invadirnos. Para evitarlo refuerza tu positivismo y entusiasmo.  Genera pensamientos opuestos que no te muevan de tu casilla de actitud positiva.  

 Claves para protegerse de la toxicidad interior

– Mantén una actitud positiva y constructiva. Cuida tus pensamientos sobre ti mismo y el mundo que te rodea. 

– Hazte dueño de tu presente, date cuenta de que tienes el control sobre tu vida. Ante las vicisitudes adopta una actitud resolutiva y constructiva.

– Agradece aquello positivo que hay  vida, procura evolucionar cambiando aquello que no te gusta, acepta aquello que está fuera de tu control

– Evita a toda costa sentimientos de envidia y celos. No te compares con nadie ecepto contigo mismo, sólo evalua tu progreso y mejora personal

 Fotos de: Merelize y 2 Happy

 

 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone